top of page
Buscar

Reflexionando en hijos de pastores

Actualizado: 27 abr 2023

Pero persiste tú en lo que has aprendido y te persuadiste, sabiendo de quién has aprendido; y que desde la niñez has sabido las Sagradas Escrituras, las cuales te pueden hacer sabio para la salvación por la fe que es en Cristo Jesús. 2 Tim.3:15-16.


Jovenes cristianos recibiendo a Jesus como señor y salvador

Timoteo, joven pastor hijo y nieto de Eunice y Loida, humanas, defectuosas, criando en un

ambiente hostil, solo haciéndolas grandes, el llevar el Nombre de Cristo. Es decir, no hay diferencias entre hijos de cristianos del ayer y los de hoy. Pero ¡grande bendición es haber nacido en un hogar pastoral!, aunque las cosas no hayan sido color de rosa.


Hermanos cristianos adorando en la iglesia pentecostal de Aliento de Vida

Es muy peligroso cuando como hijos de pastores se endurece el corazón amargándose por el mal comportamiento de algunos cristianos, aun dentro de la familia; eso duele, pero nunca justifica la rebelión del corazón, y ¡qué bueno que a Dios cada quien rendirá cuentas! No es lo mismo ser príncipes en el pueblo de Dios que estar ahora de "ladrilleros en Egipto (el mundo)" recibiendo latigazos del diablo en las espaldas desnudas (sin cobertura), que el estar con gente aunque nada especial, pero temerosas del Señor; gente sana. Es un honor haber sido instruidos en la niñez con las Escrituras, la que lleva a Cristo; siendo corregidos, redargüidos en las necedades para así poder ser útil al fin (vs. 16 y 17). Nacer en un hogar pastoral, no es un tormento; solo que es lugar diseñado para gente a prueba de adversidades; que no se rinde. El Señor te ayude a entender y valorar ésto.

211 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page